Cómo preparar un buen #bocataTS

Después del recopilatorio #bocataTS y su gran aceptación, por la que os estamos muy agradecidas, queríamos seguir hablándoos de los bocatas. Esos bocatas con los que hemos merendado en las tardes de nuestra infancia, esos bocatas rápidos a la hora de cenar y, ¿por qué no?, los bocatas del desayuno que han demostrado ser tan saludables.
El bocata o bocadillo, según lo define la RAE, "es un panecillo partido longitudinalmente en dos mitades entre las cuales se colocan alimentos variados". Y muy variados son los tipos de bocadillos que podemos encontrar en nuestro país, una buena muestra de ellos podéis encontrarla en el recopilatorio de #bocataTS en este mismo blog.
Entre las virtudes del bocadillo destacan la de ser sencillos y rápidos de preparar, además de baratos.


Ahora bien, ¿qué requisitos tiene que cumplir un bocata para ser "un buen bocata"?

- El pan. Un bocata tiene que tener pan y, a ser posible, un buen pan. El pan que se suele utilizar en los bocadillos es el pan blanco pero, hoy en día, las panaderías nos ofrecen una gran variedad de panes elaborados de forma artesanal entre los que poder elegir.
Eliminemos el mito de que el pan engorda. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) lo normal sería tomar unos 250 gr. de pan al día que apenas nos aportarían unas 300 calorías y un gran contenido en fibra, hidratos de carbono, aminoácidos, vitaminas y minerales, que son esenciales en nuestra dieta.
El tamaño del bocata variará dependiendo del apetito que tengamos en ese momento. Si utilizamos panecillos pequeños, estaremos ante la "archiconocida" pulga: un bocadillo pequeño que la mayoría de veces se utiliza a modo de tentempié.
También son muy conocidas las roscas: bocadillos elaborados con panes redondos con un agujero en medio.

- El relleno. En este caso, será el que más nos guste: embutidos, carnes, pescado, verduras, dulces, tortillas...  Unos rellenos son más elaborados que otros, la dificultad a la hora de preparar tu bocadillo favorito la marcas tú. Está claro que no es lo mismo preparar un bocadillo de chorizo que uno de carne empanada con algún tipo de ensalada (por poner un ejemplo). Unos necesitan más elaboración que otros, pero ambos están igualmente ricos. Aquí, entran las preferencias de cada uno de nosotros.

- Salsas. Las salsas son opcionales y en muchos casos le dan un toque personal a nuestros bocadillos: salsa de tomate, mayonesa, salsa brava, cabrales, alioli,... Atrévete a preparar tú mismo tus propias salsas, son sencillas y su sabor será incomparable a otras que has probado anteriormente. Y si eres atrevido, puedes inventar tus propias salsas.


¿Cuál es la combinación de pan, relleno y salsa que lleva tu bocata preferido?

2 comentarios:

  1. A mi cada vez más me gustan los bocadillos con pan integral con 5 cereales. En cuanto al relleno me gusta mucho el clásico con tomate rallado (que no restregado) y unas lonchitas de buen jamón o el atún con salsa de tomate para untar. Las salsas las dejo para cuando pongo algo de ensalada que es mas sosita :-) Un besito

    ResponderEliminar
  2. Para perderse por este recopilatorio!!

    ResponderEliminar