Duelos y quebrantos de El Quijote (receta de Almudena)

Almudena es otra cocinilla sin blog que no ha querido perderse la edición #entrelibrosandaelguiso.
Ella ha elegido un clásico de nuestra literatura: "El Quijote".

Os dejamos con ella:


DUELOS Y QUEBRANTOS  

Cuando vi el reto de abril, supe que ésta vez si tenía que participar...y enseguida, mi cabeza volvió al insti....
Tuve un profe de literatura, que cuando terminaba la clase, siempre pasaba lista y decía " os cuento y estáis los veintitantos.... hasta mañana, que me voy a comer duelos y quebrantos".  Y esa fue su frase durante todo un curso....pero ...¿¿¿alguien sabíamos lo que eran los duelos y quebrantos??? pues si , lo descubrimos cuando aquel fantástico profe, nos introdujo a la lectura de "El quijote", en el que en una de sus primeras frases aparece este plato típico manchego:


"En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda."
Y sí ,sabía que era un plato manchego, que parecía en el famoso libro...pero.....realmente no sabía que llevaba el plato. Indagando en varias web de cocina, encontré la receta, bien sencilla además.
INGREDIENTES:

 4 huevos
 Chorizo
 Panceta de cerdo, que en mi caso la compré ibérica (en alguna receta, también aparecen higaditos; pero como no me gustan nada, no quise que mis duelos y quebrantos los llevasen)
*Primero, cortamos la panceta y el chorizo en tacos pequeños.
*Ponemos una sartén a calentar, sin nada de aceite y cuando esté caliente, echamos la panceta. Después de un par de minutos, ponemos también los trocitos de chorizo y dejamos que se dore todo a fuego medio.
*Batimos los huevos
*Cuando la panceta y el chorizo estén doraditos, quitamos toda la grasa sobrante.
*Echamos los huevos y no dejamos de mover.
¡¡¡Y listo para comer!!!


Almudena

2 comentarios:

  1. Almudena, te han quedado unos duelos y quebrantos deliciosos. ¡Tengo que animarme a probarlos porque son de mi tierra y aún no los he comido! Me ha hecho muchísima gracia la frase de despedida de tu profesor, jajaja. Un besazo y te esperamos en las siguientes iniciativas.

    ResponderEliminar
  2. Geniales estos duelos y quebrantos. Muy buena la anécdota y me alegro de que esta propuesta te haya hecho volver atrás en el tiempo y traerte tan gratos recuerdos!!!

    ResponderEliminar