BIZCOCHO DE ZANAHORIA




La zanahoria se ha usado en pasteles dulces desde la Edad Media, época en la que los endulzantes eran escasos y caros, mientras la zanahoria, que contiene más azúcar que muchas otras verduras, era mucho más fácil de encontrar, por lo que se usaba para elaborar postres dulces.
Este bizcocho es muy sencillo de preparar, lo único que le diferencia del resto es la zanahoria, que se ablanda en el proceso de cocción, dando al bizcocho una textura densa y suave y mejorando el sabor y la apariencia.

Ingredientes:

Masa del bizcocho
  • 4-5 zanahorias
  • 1 yogurt natural
  • 1 medida de yogurt de aceite
  • 2 medidas de yogurt de azúcar
  • 3 medidas de yogurt de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 4 huevos
  • Virutas de chocolate
Cobertura de chocolate

  • 150 gr chocolate para postres
  • 80gr mantequilla
  • 2 cucharadas azúcar
  • 2 cucharadas leche

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Pelamos y rayamos las zanahorias y reservamos para añadirlas al final.
Batimos los huevos junto con el azúcar , el yogurt y el aceite. Después agregamos la harina tamizada junto con la levadura. Batimos bien para que no quede ningún grumo. Añadimos la zanahoria rayada y las virutas de chocolate y mezclamos bien.
Engrasamos un molde desmontable. Vertemos la mezcla dentro y lo metemos al horno durante 45-50 minutos aproximadamente. Probamos con una aguja para saber si esta bien hecho por dentro. Si sale limpia es que ya está. Lo sacamos de horno esperamos un poco a que temple y desmoldamos. Lo colocamos sobre una rejilla para que termine de enfriar.
Mientras enfría el bizcocho preparamos la cobertura. En un cazo echamos la mantequilla, la leche y el chocolate partido en trocitos y lo ponemos a fuego lento para que vaya desasiéndose. Removemos de vez en cuando para que no se nos queme. Cuando este casi desecho añadimos el azúcar y seguimos removiendo hasta que se haya desecho todo completamente. Apartamos del fuego y dejamos templar un poco.
Vertemos el chocolate por toda la superficie y laterales del bizcocho y dejamos enfriar para que la cobertura vuelva a un estado casi solido. Esto sobre la rejilla para que el esceso de cobertura caiga.
Emplatamos y listo para darle un bocado.

2 comentarios:

  1. Que delicia, es una forma estupenda de comer verdura, sobre todo para los niños que tan reacios son a comerlas. Bs.
    Julia y sus recetas,

    ResponderEliminar
  2. Muy rico y con esos trocitos de chocolate que se ven en la masa mejor todavía!

    ResponderEliminar