Recopilatorio #tetengoenelboteTS

Este mes, en La cocina typical spanish, tenemos anfitriona. Ella es Rosa, del blog Un toque de Canela, así que va a ser ella la encargada de presentaros el tema de mes:


"Desde que tengo uso de razón los meses de julio y agosto los pasábamos en el pueblo, un pueblecito de Aragón en la provincia de Huesca del cual era originario mi padre. Todos los veranos veía a mi madre y las mujeres del pueblo haciendo conservas de todas clases: de tomate, de melocotón en almíbar de pera, de judías, de zanahoria... Pero sobre todo, el tomate era el rey.
Teníamos provisiones para todo el invierno, ya que recuerdo la cocina llena de productos frescos de la huerta y todo ecólogico 100% porque antes pocos pesticidas se utilizaban. Ya no hablemos de las confituras que las hacían de todos los gustos también, de melocotón, de sandía, de melón, madre mía aún me relamo recordando esos olores en la cocina.
Yo misma recuerdo haber ayudado muchas veces a hacer la conserva del tomate en casa de mi amiga Mari Carmen, las dos ayudando a su abuela que era la reina de las conservas. Aún ahora, cuando huelo un tomate (de los que huelen claro, jajaja) rápidamente me siento transportada a la infancia y a un montón de maravillosos recuerdos.

Por es he elegido como tema las conservas."

#tetengoenelboteTS


¿A cuántos aperitivos han acompañado los pepinillos en vinagre? Eso es lo que opina Carmen, de Rezetas de Carmen, que sabe que antes los pepinillos se ponían de tapa en cualquier bar y por eso se ha decidido a participar este es precisamente con esta receta.

Cuando los padres de Nuria vivían en Lérida, sus vecinos les regalaban cajas y cajas de cerezas. Para conservar las que no se podían comer, las hacían en almíbar. De esta manera podían disfrutarlas hasta en los meses más fríos, ¡un auténtico lujo!
Cerezas en almíbar by Thermonuria.

Tradicionalmente las mermeladas y confituras han sido una manera sencilla y deliciosa de conservar las frutas para poder consumirlas fuera de temporada. Para Mabel, de Mabel's Kitchen, que se estrena en el reto este mes, "las mermeladas caseras están ligadas a mis veranos infantiles. Esta es una de las más ricas y delicadas, y me trae un montón de buenos recuerdos. Merece mucho la pena ya que la temporada de los albaricoques es muy corta". Por eso nos trae una rica mermelada de albaricoque.

Andrea, del blog Andreíta come de todo nos cuenta: "En mi casa también se hacen conservas cada verano: guindillas encurtidas, pimientos asados, la receta familiar de la tomatina... ¡Qué de buenos recuerdos embotados!
Para esta ocasión he querido hacer una conserva de algo de lo que nunca lo había hecho y el resultado es
Podéis ver en su blog la receta del atún en conserva:

Nuestra anfitriona del mes, Rosa, de Un toque de canela, nos enseña en esta ocasión a hacer tomate frito casero y a embotarlo: "Unos recuerdos muy bonitos de mi infancia y adolescencia me han venido a la mente al ponerme a hacer estas conservas. Y dedico este billete a todas las mujeres que acompañaron mis veranos de infancia y adolescencia en el pueblito de Huesca, que ellas sí eran unas grandes maestras en la cocina y en la vida."

Estela, de La cocina de Estela, ha embotado unos tomatitos cherry confitados que dan mucho  juego y "son muy apañaos para acompañar carne, pescado, ensaladas. Yo cuando los hago, que siempre es en este tiempo que están riquísimos. Como más me gustan es por la mañana, en el desayuno, una tostada con su propio aceite de conserva y queso fresco...¡ricos, ricos!"

Sin duda el tomate es el producto estrella del verano, sobre todo cuando hablamos de embotar. Así nos lo demuestra Julia, de Julia y sus recetas, enseñándonos a conservarlo para poder disponer de él durante todo el año porque "aunque hoy día hay tomates en los supermercados en cualquier época, la calidad y el precio no son los mismos." Conserva casera de tomate al baño maría.

Otra virtud de las conservas caseras, en concreto de las mermeladas, es poder hacerlas un poquito más saludables reduciendo la cantidad de azúcar. Así nos lo demuestra Laura, de La cuchara en la maleta que "en realidad me he decantado por la mermelada de fresa porque en el embarazo me apetecía mucho dulce y desayunaba una rebanada de pan con mantequilla y mermelada; para que fuera más sana decidí realizarla en casa."

Otra de las conservas que más éxito tienen y que más pueden solucionarte una comida o una cena rápida son las alcachofas. Verónica, de Cocinando para mis cachorritos, las prepara cada año con las que recolecta de su huertito. Alcachofas en conserva.


¿Quién no ha recibido unos melocotones en almíbar en la cesta de navidad? Pues eso sólo es posible si se aprovechan los productos de temporada como nos enseña María José, de Tapitas y postres: "Cuando eramos pequeños comer de postre unos melocotones en almibar con un churretón de nata era una comida solo para los domingos. Hoy es un plato sencillo y asequible que tambien podemos preparar en casa."


Los chicos de Código 280 nos cuentan: "Hemos confitado o embotado o conservado, como Rosa, la anfitriona, desde que yo recuerdo. Al igual que ella, lo más frecuente ha sido tomate y mermelada de tomate también. Pero desde hace tiempo, que lo vimos en La Rioja, hemos empezado a confitar o conservar las setas (desde boletus, champiñones, rovellos, portobello, etc. Todas las que encontréis de temporada) y las hemos hecho como recordamos. Son típicas de lugares húmedos de España, como Castilla León, La Rioja , Navarra...Espero que os gusten tanto como a nosotros" Setas confitadas en conserva.

Nos encantan las cosas que nos contáis, como el testimonio de Lidia, de Glace Moka: "¡Cómo os agradezco lo que me hacéis aprender! Es mi primera conserva casera y me ha salido riquísima. Incluso más sencillo de lo que me imaginaba, os traigo una mermelada de pimientos rojos, que seguro que repetiré. ¡¡Deliciosa untada en el pan, no necesita más!!!"

Patricia, de Patty's Cakes nos confiesa que "No pensé que fuera tan fácil hacer melocotones en almíbar y además, no tiene ciencia ninguna. Me han encantado. El almíbar es una forma muy antigua de conservar los alimentos, en especial las frutas, así es posible comerlas en otra época que no es la suya. Creo que no será la última vez que los haga porque en casa han volado."


Si te gustan los albaricoques, consérvalos en almíbar, tal y como nos enseña Mavi, de Mandarinas y miel, para consumiros durante todo el año. Ella nos cuenta que hace ya muchos años los probó en Teruel y, desde entonces, no puede pasar sin ellos. Albaricoques en almíbar.




4 comentarios:

  1. una maravilla todas esas propuestas, me han encantado
    Besos a todas
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Todas estupendas, me encantan!! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Un recopilatorio de lujo y con cosas bien ricas.Bs

    ResponderEliminar
  4. Buenísima recopilación de recetas embotadas!

    ResponderEliminar